Carro vacío
Portes gratis para pedidos de más de 150€

Un ángel


Una clienta nos lo dijo a mitad de la mañana. Fui al ordenador a asegurarme. En la página de la radio no salía, en la de un tanatorio tampoco. Será otra persona, pensé, quería pensar.
Cuando acabé por toparme con esas letras mayúsculas, impersonales, algo se rompió por dentro.
Cómo alguien con tan poco puede dejar tanta huella. Es un don.
Lourdes era un a persona con ángel. El mismo que le falló en su vida y sobre todo en su muerte.
Bajo un físico frágil se escondía una persona fuerte que llevó con entereza su traidora enfermedad. Tal vez una entereza construida desde niña ante una dura infancia.
Siempre con una sonrisa, incluso en los malos momentos. Siempre de buen humor. Siempre derrochando humanidad. Siempre dispuesta a hablar y, sobre todo, a escuchar.
Discreta, amable, educada, dulce.
Estos días cuando subo la persiana de la tienda lo hago con menos fuerza, falta un aliciente. Sé que no nos podrás regalar más minutos de tu vida. Aportarnos tu optimismo, tu simpatía, como cada vez que venías a nuestra tienda.
Ya no podrás felicitar el cumpleaños a Carlos, ya no podrás felicitar a mi hermana para la Virgen de Lourdes (como tú decías: lo bueno abunda), ya no podré enfadarme porque de mi cumpleaños no te acordaras, aunque siempre hicieses propósito de enmienda.
Pero quiero quedarme, me obligo a querer quedarme, con la satisfacción de haber compartido esos trocitos de vida con nosotros. Ha sido un lujo conocerte Lourdes.
Cuando estemos trabajando, con la cabeza hacia abajo y oigamos un "buenos días" con una voz parecida a la tuya levantaremos la cabeza ingenuos, inconscientemente. Y al menos nos servirá para recordar esos cientos de pequeños momentos en los que compartimos la cotidianeidad del día a día, de las pequeñas cosas que valen la pena, que hacen el trabajo más llevadero y nuestra profesión algo que vale la pena. Por personas como tú.
Y recordaremos con orgullo que formaste parte de nuestras vidas.
Para siempre.



Autor:
Fernando Mompradé Viñuales